Los preludios son ideas que anuncian algo que sucederá más adelante. Los pequeños formatos que presentó en esta exposición son como esos preludios que introducen a otras obras de formatos mayores por una parte pero que son a su vez obras completas en si mismas.

Haciendo una referencia con lo que sucede en la música, los preludios son parte de una obra y en otras piezas musicales son la obra completa.

Vemos cómo en el seiscientos los preludios introducen a la Suite, en el setecientos a la Fuga y en el ochocientos a la Opera Lírica, pero que en las composiciones para piano son con frecuencia la obra completa, un ejemplo, los Preludios de Chopin.  De esta manera estos pequeños formatos, preanuncian una obra de mayores proporciones y son a su vez obras perfectamente autónomas.

Dedico esta exposición a todos mis amigos, pero muy en especial a los coleccionistas que me conocen y que han seguido mi trayectoria; a los nuevos coleccionistas interesados en conocer y conservar una parte de mi trabajo y de mi creación.

Diciembre del año 2000.